UA-59380545-1 TRAILRUNNING-DE MADRID A LA META: LA TRAGAMILLAS DE COLLADO VILLALBA: LA MEDIA MARATON “MIXTA” DE LOS ASFALTEROS

Translate

martes, 3 de marzo de 2015

LA TRAGAMILLAS DE COLLADO VILLALBA: LA MEDIA MARATON “MIXTA” DE LOS ASFALTEROS

Y un domingo más toco carrerita. Como ya comente anteriormente, Depa, que es la persona  que me está entrenando esta temporada ha tenido la difícil misión de convencerme de que para correr por montaña mejor es necesario hacer entrenamientos de series, de intensidad y la participación en alguna carrera de asfalto de vez en cuando (muy a mi pesar). Es la única forma de alcanzar una “chispa” y poder trasladarla a la montaña.

Yo, que siempre me he definido como alguien que  reconoce la razón de los demás cuando la tienen pues he de asumir que ya me ha convencido y aquello que hacia como un acto de fe lo puedo dar por real. Puedo afirmar que soy un pelín más veloz (no demasiado, ¿ehhh?) y cada vez mi cabeza pide correr un poquito más en detrimento del caminar  cuando estoy entrenando o compitiendo en la montaña.

Pues para retar a mi fe y por supuesto a mi mente, la propuesta de Depa para el mes de marzo ha sido “La Tragamillas”: Media Maratón de Collado-Villalba.



¿Cómo? ¿21 kilómetros a un ritmito sostenido y sin cuestas de al menos un 25 % de inclinación donde caminar? Grrrrrrrr… Pero que duro se me hace afrontar ese reto. Pero bueno, a reto puesto yo me cuadro y dentro de las posibilidades, trato de alcanzar el objetivo.

Tratando de hacérmelo más atractivo, cuando contaba que iba a participar en esta carrera el comentario era: “Te va a sorprender, es “mixta” tiene caminos y alguna buena cuesta.”

Pues nada, a seguir entrenando que el domingo hay que correr (y mucho).

Para poner las cosas un poco más complicadas el martes me da un latigazo en la espalda. Duele mucho, pero como yo soy un poco bruta (y pregunto al que es más bruto que yo) pues el objetivo del miércoles era salvar el entrenamiento  así que bici y TRX (1:30´ en total) con el resultado de que el jueves, obviamente, prácticamente no puedo levantarme de la cama con un el dolor que recorre desde la espalda baja hasta la espalda media-alta y llega como un clavo al pecho

Whatapp al fisio a las 6 de la mañana del jueves para que me busque un hueco y me salve (millón de gracias Laura Basurto), cita a las 17:00 y palizón de una hora (tenía la espada tan dura que prácticamente no se movía la musculatura). Descanso de entrenamiento el jueves tarde y todo el viernes.

El sábado salgo a trotar 8 km, molesta aun un poco, pero parece que voy a conseguir correr el domingo. Baño relajante, masaje y Compex el sábado por la tarde, cena rica en carbohidrato (judías verdes con patata cocida y merluza a la plancha)  y prontito a la cama.

Cuando suena el despertador el domingo a las 6:30 am no me podía creer la pereza que me estaba entrando… ¿21 km? ¿Por asfalto? Si están todos en la montaña entrenando sus competiciones…  Pfff!! En fin, basta ya de quejas, es entrenamiento y el objetivo es mejorar. Además vamos a hacer equipo ¡Equipo Cerrudo! Vamos tres desde Navacerrada así que a las 8 am estamos de camino a Collado Villalba Nacho, Hernán y yo (pedazo de equipazo). Ahora sí que me empieza a apetecer un poquito más, además la espalda se está portando y no me molesta demasiado.

No hay excusas

Llegamos a Collado Villalba a las 8:30, aparcamos como reyes y entrega de dorsales sin colas. 

En la cafetería van entrando corredores (1.500 éramos en total) y ¡qué sorpresa al ver tanto tubular del Gran Trail de Peñalara  y camisetas de distintas carreras de montaña! Y amigos y caras conocidas (Abuelo, un placer poder saludarte). Pues va  a ser que eso de la intensidad en el trail running es más habitual de lo que yo me creía.

Al salir de la cafetería se nota un buen vientito y bastante fresqueque, aun no había salido el sol. Calentamiento y comienzan a disiparse las nubes. Vamos a tener suerte y, a pesar del viento, va a hacer sol y la temperatura será la ideal para correr.

Nacho, Hernán y yo sosteniendo la bandera de Navacerrada 

10:00 am-3, 2, 1:  ¡GO!

El primer kilómetro, entre la cantidad de gente que sortear y picando hacia arriba, se hace duro y lento. Llegamos a un parque lleno de senderos y a partir del kilómetro 4 o así ya vamos tomando cada uno nuestro sitio. En ese momento es cuando comienzo a llevar un ritmo cómodo y sostenido.
Llega el kilómetro 10 y me encuentro bien, creo que seré capaz de aguantar el ritmo que estaba llevando (aunque se perfectamente que en el kilómetro 15 o 16 no pensaré lo mismo).

Imagen tomada en carrera. Gracias a los fotógrafos


No obstante, en el kilómetro 12 se me empieza a hacer psicológicamente durísimo saber que no hay ninguna cuesta donde poder caminar. En la montaña, esta posibilidad de caminar es una especie de alivio físico y  mental, como un descanso de mantener un determinado ritmo en carrera.


Y en el segundo avituallamiento de la carrera ¡¡¡siiiii!!  Sacrilegio, culpable y lo admito: caminé mientras bebía y me tomaba un gel. Admito todo tipo de reprimendas.

En el kilometro 16 comienza una buena subidita asfaltera, de esas que queman las piernas. Es entonces cuando llega la pregunta, la que me posiciona en mi muro: “¿Pero qué hago yo aquí?” Respuesta mental: Continua, solo quedan 5 kilómetros. Y menudos fueron esos esos últimos 5. Se me hicieron duros: sube, baja, llanea un poco,  un poco de parque, sube y baja y al fin: la entrada a la pista de atletismo de Collado Villalba y la meta.  

Veo a Nacho que está en la entrada animando y me entra subidón, acelero y al final:

Según el reloj de meta 1:52:36, según mi Tomtom 1:52:04’’ y según el tiempo oficial de la Organización 1:52 (puesto 739 de la Clasificación General y 27  de la Categoría Senior Femenina). ¡Muy contenta!


La sorpresa de la carrera me la llevé cuando supe que Iván y los enanos habían venido a verme. Qué ilusión. Siempre no se puede acudir o es una tontería desplazarse, pero cuando a pesar de ello se hace… Pues que la META compartida con personas que quieres es un regalazo.

Los verdaderos protagonistas de la carrera, además de los voluntarios, los ganadores:

Hombres:
1º Youness Ait Hadi 1:08:28
2º Abida Ezamzami 1:10:24
3º Juan Antonio Cuadrillero Barranco: 1:10:26

Mujeres:
1ª Rosa Maria Teresi Morales 1:25:03
2ª Patricia Cabedo Serrano 1:27:41
3ª Maria Mercedes  Pila Viracocha: 1:29:57

ORGANIZACIÓN DE  LA IX MEDIA MARATÓN DE COLLADO VILLALBA

La “La Tragamillas”, denominada así en homenaje al mítico corredor Salmantino residente en Villalba Antonio Ledesma, es organizada  por el Club Deportivo El Castillo y es  un referente en las carreras populares de la Comunidad de Madrid.

"El Tragamillas" entrando en meta a sus 72 primaveras


Página Web y redes sociales: muy completa la web oficial de la Tragamillas con información con todo lujo de detalles y que además es ultimada con la actualización constante en Redes Sociales  (Info de última hora, fotos, videos..).

Entrega de los dorsales: Los que llegamos a primera hora no tuvimos problema alguno ni para aparcar ni de colas en la entrega de dorsales ni nada de aglomeraciones, porque ya se sabe que “a quien madruga…”

Bolsa del Corredor: Como se ve en la mayoría de las carreras de asfalto consolidadas, los patrocinadores llenan la bolsa con obsequios. En esta ocasión, además de la camiseta conmemorativa, encontramos una banda tubular de La Tragamillas, un bidón de pequeñas dimensiones, una barrita de cereales, además de las típicas tarjetas y panfletos con promociones y próximos eventos.


Camiseta y banda tubular


En relación con la camiseta quisiera hacer un llamamiento a los organizadores: Señores que cada vez somos más las mujeres que participamos, hagan camisetas para nosotras, que también nos gusta lucir galones en otras pruebas.








Dorsal con chip incorporado

Dorsal con chip incorporado: Me encanta este formato de dorsal en el que no hay que preocuparse por devolver el chip a la organización evitando los atascos que se producen en la meta de las carreras.




Recorrido y Perfil: tal y como reza la información de la página web, un recorrido que discurre por un 60 % de asfalto y un 40 % de terreno en pista o camino por las inmediaciones de Collado Villalba, a los pies de la Sierra del Guadarrama, pudiendo observar en todo momento las montañas. Especial la impresionante vista de La Maliciosa.


Perfil Tragamillas 2015

Recorrido Tragamillas 2015

Avituallamientos: Tres en carrera más uno en la meta:

Avituallamiento
P. Kilométrico
Tipo
Lugar de Referencia
(1)
5.70
Liquido (Agua)
Cordel de Valladolid
(2)
12.60
Líquido y solido (Agua y  naranja)
Salida Coto de las Suertes
(3)
16.00
Liquido (Agua)
Colegio de Los Altos de Villalba
(4)
Meta
Líquido y solido (agua, isotónico, plátano, cerveza)
Pista de Atletismo Collado Villalba

Otros Servicios:

  • Parking
  • Parking para autobuses
  • Servicio de guardarropa situado junto a la línea de meta.
  • Duchas y aseos
  • Autobús gratuito desde la estación de RENFE, saldrá a las 9:10h. (Autobuses Lorenzo)
  • Servicio de Taxi desde la estación de RENFE hasta la zona de salida y posteriormente de vuelta al precio especial de 4,5 euros por viaje.

ANIMACIÓN: Así, con mayúsculas todas sus letras porque la Animación es lo que caracterizó esta carrera. Me recordó a un Maratón de Madrid o una San Silvestre Vallecana pero en la Sierra. Villalba se vistió de fiesta: gente disfrazada, comparsas, grupos musicales, familias, voluntarios, fotógrafos, cámaras de video, ciclistas… Si querías olvidarte un rato de lo que estaba costando la carrera solo tenías que mirar hacia los lados para que todo lo que allí había te sacara la más amplia sonrisa desde la pura agonía.

Conclusión

Salvo ese pequeño detalle de las tallas de las camisetas para mujeres, esta es una carrera de sobresaliente. No solo para asfalteros, sino también para corredores de montaña  que quieran coger un puntito de velocidad sin echar de menos el monte puesto que se corre en la capital de la Sierra de Madrid ubicada en sus mismas faldas.
Para pensar

En el Reglamento de esta carrera había un párrafo en el que explicaban las causas por las que habían ubicado los avituallamientos en los lugares donde se encontraban y me dio qué pensar sobre un tema que está en pleno debate en relación con la carrera por montaña o trail running.

Este párrafo decía lo siguiente: “Desde la organización queremos hacer un llamamiento a todos los corredores para que procuren en la medida de lo posible respetar el entorno natural de la carrera y eviten arrojar las botellas vacías en lugares como la Dehesa o El Coto (…)”

Pues bien, párrafos similares y reglamentos mucho más duros son los que he leído en la mayoría de las  Carreras por Montaña en que he participado, llegando a establecer como obligación la de marcar con el número de dorsal todos y cada uno de los envoltorios que transportemos y penalizando con la descalificación al corredor que incumpla con ello o que haya arrojado algún desperdicio en el recorrido.

Señores del Ministerio de Medio Ambiente, Organizaciones de Ecologistas, Representantes de los Patronatos de los Parques Nacionales: todos los que participamos en carreras de montaña y todos los que se dedican a este sector, de una u otra forma, SOMOS LOS PRINCIPALES INTERESADOS EN PRESERVAR EL MEDIO AMBIENTE y respetamos y nos encargamos de que lo respeten. 

Por ello, no nos tomen como enemigos de la preservación del monte y la fauna, sino más bien como aliados suyos. Empiecen a analizar su propia gestión de las actividades que fomentan en los Parques Nacionales que puede que provoquen mucho más daño que un puñado de corredores  (cada vez más limitado) compitiendo en el monte. 

Es más, por el contrario, podrían utilizar las carreras de montaña y demás eventos deportivos de montaña como un reclamo para el turismo rural o incluso para promover la educación medioambiental mediante el apoyo de la Administracion incluyendo en estas competiciones talleres con esta temática para los familiares y los hijos de los corredores. 

¿Vosotros, tenéis alguna propuesta para que las Administraciones dejen de acosar al organizador de eventos deportivos en montaña  y a nosotros como participantes en los mismos?