UA-59380545-1 TRAILRUNNING-DE MADRID A LA META: VUELTA AL TRAILRUNNING DE INTENSIDAD: EXPERIENCIA PERSONAL EN EL VII CROSS DE LOS VIENTOS

Translate

viernes, 9 de octubre de 2015

VUELTA AL TRAILRUNNING DE INTENSIDAD: EXPERIENCIA PERSONAL EN EL VII CROSS DE LOS VIENTOS

Esta nueva entrada es, además de contaros mi experiencia en esta carrerita de Trailrunning con una organización como si de las grandes se tratara,  para pediros un gran favor al final del post y que me ayudéis a hacer un sueño realidad.

Bueno, aquí estamos de vuelta.

Las dos pasadas entradas en el blog se centraban en los aspectos más técnicos de la Organización del Cross de los Vientos de 2015, que como os comentaba en la últimade ellas, me pareció de sobresaliente.

Ahora paso a contaros cuáles fueron mis sensaciones personales en la misma:

EXPERIENCIA PERSONAL EN EL CROSS DE LOS VIENTOS 2015 DE TODO VERTICAL 

BMWmotorrar Trail Race 2015 Fotografo Luis Alda


Sólo me decidí a participar en esta carrera por las buenas sensaciones que llegué a tener en pasado 12 de septiembre en un trail en el que tuve la oportunidad de colaborar en la organización con Trystrong y además pude correr: I BMWMOTORRADTrail Race  que se celebró en Formigal.




A pesar de estas buenas sensaciones, aún no me encuentro con la mentalidad de competir ni de seguir un plan de entrenamiento.

Además he estado colaborando con Trystrong, lo que ha supuesto viajes y realizar recorridos lo que no podemos considerar “entrenamiento planificado”. La semana anterior al Cross de los Vientos me habían salido 15 horas de entrenamiento sin planificar en Marbella, además de haber llevado una dieta bastante extrema y que no me sirvió de mucho.

Marbella con 40 km en las piernas


El resultado de todo lo anterior me llevo a una bajada importante de defensas, una boquera y un cansancio extremo.









Aún así, la semana previa del Cross seguí entrenando.

Me tomé como descanso el lunes (después de haber hecho 47 km de monte) y el miércoles.

El resto de los días salí a trotar, hice Bikram Yoga (modalidad de yoga a 40 grados de temperatura), dos horas y media de bicicleta de carretera otro día y además un trekking con dos de mis mejores amigas  y un enano de 11 años que es un titan (a un ritmito vivo).

Creo que fue esta última salida a la montaña la que me recargó de energía para correr al día siguiente.





La intención en todo momento era salir a rodar en montaña. Para nada salir a correr rápido y ni mucho menos competir. 


Me iba a llevar la nueva camarita Replay XD 1080 XD que me había tocado en la BMWmotorrad Trail Race, a grabar la carrera y a hacer un buen reportaje sobre la misma para poder compartirlo aquí.

YA, YA…



Así, el domingo sonó el despertador y el día amaneció gris y lluvioso. 

Salimos un poco tarde hacia Las Navas del Marqués y gracias a que no había mucha conglomeración, pudimos aparcar cerca y llegar a la recogida de dorsales. Lo que está claro que 50 minutos no son suficientes para llegar a Las Navas del Marqués desde Navacerrada.

Ya llegaba acelerada y tarde a la recogida de dorsales pero en un pis pas me lo habían dado todo. 

Corriendo al coche a colgarme el dorsal personalizado en el pecho, a dejar la bolsa del corredor con todos los regalines y  a preparar las cosas que iba a meter en el cinturón ligero que llevaba (agua, la cámara, el cortavientos y guantes).

La meteo comenzaba a mejorar.

¡¡Allí estaban la mayoría de los Bandoleros del Guarradama!! ¡Como me gusta verlos! David, Alberto, Richy, Cesar, Cecilio, Manu… Un monton de ellos y de sus familias. Pero yo, como no llegaba (y odio ir asi) casi ni me paro a saludarles. 

¡Soy una tarada, mil disculpas a todos!

Me meto en el control de chip (saludo a Felix de Youevent) y ya, ahí,  sí empiezo a relajarme un poco. Me quedo más bien al final del grupo de salida. 

Son casi las 10:00. Me quito el cortavientos y me quedo con los manquitos. Enciendo la cámara para tenerla lista cuando vaya a grabar) y…

3, 2 ,1

GO, GO, GO

¡¡Madre mia cómo salimos!! Volando. Somos pocos pero vamos volando

Los primeros kilómetros son de asfalto y, mas bien picando hacia abajo (debió de ser 1 o 2 km como mucho) hasta llegar a una pista con alguna trialera. Yo ya iba fuera de punto y pensando:

 ¿Pero qué estás haciendo? ¿Si tú no estás para correr a estos ritmos y mucho menos te lo habías planteado así?

De repente, el recientemente operado Raúl Lara me pasa como volando enfundado en su impresionante y molona equipación Salomon (ay… madre mía que malo es ser una Trailrunner en paro, jaja).

Llega una primera cuestita en un senderito en el que aprovecho a caminar para recomponer la situación. Por allí me adelanta Ander. Pero enseguida vuelve a allanar y otra vez a correr

Veo a dos chicas por delante mio.

Madre mía esto de llevar dorsal es un castigo del diablo y … listo… me sale "el competir" y la necesidad de pasarlas. Entre sube y bajas del sendero sigo detrás hasta que finalmente en una bajada y un llano consigo adelantarlas.




Llega ahora la subida por unas zetas de piedra suelta que nos lleva a lo alto de un monte. 

Allí veo que puedo adelantar a otra chica, pero según estamos subiendo, veo que se despista y paro a darle voces… pero parece que no me oye, sigo gritándole y como que no vuelve ni me dice nada…Parece que va por un camino que desemboca al mismo sendero que está marcado. Cuando llego a su altura le digo que la estábamos avisando: y contesta 

Pufff,  pues ya podía haber hecho como que se enteraba la tía, me quede pensando…

Al coronar aquella montañita llega una bajada (en la que me parece volver a ver a Arder bajando como un volando al lado mia) y el primer avituallamiento (km 7,5) en el que no paro porque tengo aun el flask de medio litro lleno.

Sigo y bebo algo de agua y empezamos otra vez a subir y a bajar repechos que no se hacen demasiado duros, bastante corribles y bajadas de piedra bastante suelta. 

Me tomo un gel como en el km  10 y llego después de la chica anterior a la que voceé y otra que por allí estaba, al avituallamiento del km 12. Tomo un trozo de plátano y recargo con isotónico  (sabor mora, mmmm para mi demasiado dulzón) y otra vez de caza… en la subida siguiente las paso a ambas.

Continuamos subiendo hasta el km 17,5.

Realmente es esa última subida la mas durilla, aunque se pasa pronto.

Una vez arriba comienzo a bajar tras uno de los hermanos Campo y justo detrás de mí aparece el genial Pitufo Gruñon que nos pasa como levitando por al lado

Así llegamos al ultimo avituallamiento en el Km 17,5. Cojo una golosinas y un enano que estaba allí ayudando me sopla  que voy cuarta chica.

¿Cómooooo

Mola porque yo no había ido a competir. 

Eso sí, la cámara no la había sacado en ningún momento, había ido con el gancho los primeros kilómetros y además cada vez que veía a una chica delante la quería pasar… 

Pues va a ser que algo sí que competí.

Además hubo quien me dijo que la tercera no estaba lejos, como a 3 o 4 minutos. ¡Pero eso son muchos minutos! Ya estaba encantada con el tiempo que estaba haciendo y bueno… tampoco la veía así que tampoco me picaba.

Bueno, pues ya he llegado al punto más alto de la carrera, El Parque Eólico de las Navas del Marqués.

Una pasada corretear bajo esas moles con las aspas moviéndose sobre las cabezas. Muy épico, muy Mordor: comenzaba en ese momento a cerrarse otra vez el día y a hacer algo mas de frío.

Allí nos desvían hacia la última bajada. Gracias a que me avisó un chico no me perdí. Iba con los cascos y la música y al comenzar a bajar por esa explanada me despisté hasta que oí una voz que me salvo.

Fotógrafo David Romeo





Así, llegamos al ultimo sendero serpenteante y al pueblo.

Fotógrafo David Romeo



¡Iba corriendo  rápido!











¡Qué larga se me hizo esa calle vallada con la gente del pueblo animando hasta la meta en donde sonaba el musicón y estaban Jonas y Carlos Anton recibiéndote junto al gran fotógrafo de carreras por montaña Juan Carlos !

Mil gracias Juan Carlos!! Me encanta la Foto con Carlos y Jonas!
Al final, cuarta femenina (ni yo me lo creo) con un tiempo de 2:43’ para los mejores 24 km y 1000 metros positivos que he corrido últimamente.

El evento se cerraba con una gran barbacoa y la entrega de premios a la que no nos pudimos quedar por cuestiones logísticos.



Eso no fue óbice para que celebrara el carreron que hice con una comida y genial compañía en uno de mis restaurantes favoritos de mi pueblito: El Porrón de Navacerrada con el gran Richard al frente.




Y ahora, ya casi una semana después de la carrera mi conclusión sobre mi participación en el Cross de los Vientos es que no hay nada como salir “sin competir” a una carrera para que el resultado de la misma siempre sea bueno:

Si haces buen tiempo es una gran sorpresa y si no,  pues la cosa es que no iba a competir
 ¿no? 
¡jajaja!

Si quieres pasártelo en grande corriendo y una organización de diez en una carrera cerca de la Comunidad de Madrid en un entorno sorprendente, no dudes en apuntarte a la próxima edición del Cross de los Vientos en Las Navas del Marques.


¡No te defraudará!


¿Y AHORA A POR QUÉ VAMOS? 
¿OS IMAGINAIS QUE ME TOCA LO DE LOS 3 MESES DE AVENTURERA  DE TRAILRUNNER EN SUDAMÉRICA?

Pues este es el favor que os anunciaba a principio del Post que os iba a pedir:

Que me deis un voto en este link: DESTINO SUDAMÉRICA: VUELA HACIA UN CONTINENTE MÁGICO. 

Necesito estar entre los diez primeros para pasar la primera criba. aun estoy en el 20, asi que toda ayuda es bien recibida y necesaria!

Gracias antes que nada y sobretodo disculparme que utilice el blog para este favor, pero solo insistiendo puedo hacer realidad este sueño.

Y GRACIAS GRACIAS GRACIAS A LOS QUE YA ME VOTASTEIS.

Y en la  próxima entrada (ya la semana que viene) os contaré todo lo que me gustaría hacer si resultara elegida.

Muy buen fin de semana a todos y a disfrutar de las montañas!

#SIQUIERESPUEDESLLEGARHASTAELCIELO

FIRMADO

##UNATRAILRUNNERENPARO